Close

Mi carrito

0 Artículos en mi bolsa

Su carrito actualmente está vacío.

Subtotal (0 Artículos)

₡ 0,00
Close
Se agrego este producto a tu carrito

Close
¡Bienvenidos!
¡Bienvenidos!
Close

Nadie se imaginaba lo poderoso que podría ser el color hasta que se empezó a estudiar la psicología del mismo y cómo eso nos afectaba. Se determinó que algunos colores nos generan paz y tranquilidad como el celeste o el lavanda, y que otros nos transmiten energía, fuerza, pasión y ánimo como el rojo.   Cuando escogemos los colores que vamos a usar, no tenemos por qué tener restricciones, sino más bien ser inteligentes en dónde colocamos cada uno.   La melanina es la que da el color a la piel, y existen tonalidades de piel tan variados como un Master Palette completo. Podemos tener piel cálida (las venas se ven verdes), fría (las venas se ven azules o moradas) o neutral (una mezcla de ambas).   

 Asesores de imagen profesionales se dedican a clasificarte de acuerdo a alguno de los sistemas de color. Uno de los más populares trabaja con nombres de estaciones (Otoño, primavera, verano e invierno) asociado a la mezcla de tu color de cabello, cejas, ojos y tono de piel; sin embargo, existen varios. 

Lo que debemos tomar en cuenta al vestir es cómo influye el color que usamos en la parte superior, porque esa es la que está más en contacto con el rostro, donde se reflejará el impacto que produce el tono que hayamos elegido. Por tanto, siempre es recomendable que si querés llevar un color que quizás no te queda tan bien cerca del rostro, lo podás llevar en accesorios, calzado o partes inferiores.


TIPS

1.

Escogé tonos frescos para ocasiones por la mañana, medios e intensos para la tarde y más saturados u oscuros para la noche.

2.

Hay una manera de identificar un color cuando funciona: si tu piel es cálida, los tonos (sin importar qué color sea) que mejor te quedarán serán los que sean como tu piel, buscamos armonía, no contraste. Por ejemplo, si soy blanca y de piel cálida me queda mejor un rojo más cálido que uno frío (más cerca del azul).

3.

Cuando un tono nos queda bien nos vemos más joviales, con energía y no se notan tanto los signos de expresión, se nos ve con buen semblante.

4.

Es una buena idea tener variedad de colores para vestir, porque nos permite ser más creativas a la hora de combinar y tener alternativas para todas ocasiones.

5.

Siempre es recomendable tener colores neutros como base para añadir colores y tener material para balancear el peso visual al vestir. 

Animarse a combinar los colores puede darte un giro inesperado en los looks y dar una imagen más fresca y divertida. Usá el círculo cromático o aplicaciones como coolors.co para ver cómo se ven los colores juntos y empezar a experimentar.

¿Querés saber cuál es tu estilo?

article

x